Consume y Muere

Me encanta este anuncio de Yoigo, parte de la campaña de presentación de la compañía de capital sueco en España, hace ya más de tres años. Fue un mensaje atrevido que, poco a poco, ha caído cayendo en desuso en la filosofía corporativa de Yoigo, a medida que su cuota de mercado creció hasta el 2,91% de todas las líneas móviles –más o menos tiene ya 1,5 millones de clientes– y después de haber acaparado la mayor parte de las portabilidades y nuevas líneas en los últimos años, según dijo en marzo la CMT.

Cualquiera que entre hoy en la web de la operadora descubrirá que, si bien su tipo de letra no es el Arial 6, no debe pasar de los ocho puntos por letra. En la sección de las tarifas de internet, hay ahora cambios de velocidades de conexión, consumos mínimos, precios sin y con impuestos, condiciones variadas… La sección de tarifas de voz empezó con una tarifa única en 2006 y hoy es un popurrí de números, horarios de tarifas planas y demás. Imposible ofrecer un abanico de servicios tan amplio sin que la letra pequeña inunde la página por todas partes.

Letra pequeña para ganar un iPhone

Letra pequeña para "ganar" un iPhone

Aunque en el caso de Yoigo la intención original era buena, hay otras campañas que directamente utilizan la letra pequeña para intentar colarnos algo completamente diferente a lo que anuncian a simple vista. Navegando por blogs de telefonía móvil me he topado con este ejemplo: un concurso en el que puedes ganar uno de los conocidos teléfonos de Apple con solo rellenar unas preguntas que es, además, toda un ejemplo del uso interesado de la tipografía.

Los caracteres ‘Gana un iPhone 3GS’ son más de diez veces mayores que los que explican, en la parte inferior, que al participar en la campaña lo que hace el usuario es dar su consentimiento para que le envíen hasta 15 SMS a la semana (cada uno con un coste de 0,35 €… que hacen un total de 5,25 euros semanales) y poder participar, así, en el sorteo del teléfono. Eso sí, cumple con el código de conducta para estos servicios que el Ministerio de Industria publicó el año pasado para intentar regular el salvaje mercado de los mensajes premium: el operador es fácilmente identificable (Celldorado), son caracteres legibles (he reducido un poco el tamaño de la captura de pantalla, pero en el original se leía perfectamente el párrafo de abajo) y la información sobre precios se presenta de manera estática.

Una tele por domiciliar la nómina

Anuncio de Banesto que promete una tele por domiciliar la nómina en el banco (banesto.es)

La letra pequeña no se limita a aparecer en compañías de telecomunicaciones o contenidos para móviles. Los bancos tienen gran experiencia en añadir condiciones a sus servicios, regalos y bonificaciones. Uno de los casos que más me llaman la atención es este de Banesto, que nos promete un televisor LED de marca Sony con solo domiciliar nuestra nómina en la entidad. ¿Solo con eso?

Pues no: si hacemos clic en el botón ‘Ver condiciones’ que está bajo la foto de la tele, encontramos que la nómina, pensión o ingresos regulares para autónomos deben ser de, por lo menos, 800 euros. Tenemos que mantener la nómina en el banco durante 30 meses y también debemos domiciliar tres recibos y contratar una tarjeta 4B y una tarjeta de crédito. La letra pequeña va más allá: endosa al cliente 98 euros por “gastos de manipulado y envío”. Aunque ese precio por un televisor que sin duda cuesta en el mercado cinco veces más no es una mala opción, tanta letra pequeña, tantas condiciones y tal plazo de permanencia le resta a la ‘oferta’ gran parte de su atractivo. Y eso que solo hemos rozado el tema ‘cuenta nómina’, al que deberemos volver muy pronto para hablar con más profundidad.

(8) Comentarios

  1. Yo soy de las personas que pienso que las empresas por defecto intentan estafarnos (y más cuanto mayor sea la empresa) y no me creo nada.
    En el caso de la tele también te explican que como es un regalo tienes que pagar una parte que como son muy buenas personas puedes financiar…. un timo, vaya

  2. [...] This post was mentioned on Twitter by Iván Bernáez Cobos and Javier Bernal Revert, periodismohumano.com. periodismohumano.com said: Arial 6: letra pequeña por todas partes, en Consume y muere. #yoigo #banesto http://bit.ly/9E2sFQ [...]

  3. Totalmente de acuerdo con Atmosphear. Cuando se te acerque una gran empresa, échate la mano a la cartera, por si acaso. Ahora, que no me joroben, que si se producen estos abusos es porque se permiten, primero, porque la legislación no es suficientemente explícita y, segundo, porque no solemos denunciar por lo engorroso y cansino que resulta.

  4. Tonatiuh Medina

    Creo que es un reflejo de que las legislaciones sobre publicidad (entre otras) no han avanzado a la velocidad que el marketing.

    Hay mucha gente timada por falsa publicidad y ante las lagunas legislativas el que pierde es el pueblo.

    En mi México sentido, se aprobó una ley para que las instituciones crediticias dieran a conocer su COSTO ANUAL TOTAL es decir la tasa de interes anualizada que cobrarán. TODOS los anunciantes le dan la vuelta al requisito diciendo CAT 0% Informativo cuando el promedio de las tasas de interes es de arriba del 80%, y los legisladores dormidos.

  5. Yo soy de las personas que pienso que las empresas por defecto intentan estafarnos (y más cuanto mayor sea la empresa) y no me creo nada.
    En el caso de la tele también te explican que como es un regalo tienes que pagar una parte que como son muy buenas personas puedes financiar…. un timo, vaya

  6. Excelente artículo, Xosé. Me vienen a la cabeza esos anuncios de Club Zed (no sé si aún los ponen así) en los que la letra pequeña no aparecía hasta el final, es decir, hasta los últimos segundos, cuando a menudo la compra por impulso (de politonos en ese caso) ya se había producido. Con tu permiso, un día de estos reproduciré tu artículo en mi blog, “Reclamaciones de un consumidor”, citando la fuente, claro. Un saludo!

  7. [...] Si no ponemos el grito en el cielo por otras ‘arial 6′ que vemos en cualquier contrato o folleto publicitario, no tiene sentido protestar ahora. No existe limitación para las condiciones que se deben leer con lupa… así que siguen marcando las campañas de publicidad de muchas empresas. En todo caso, echar jabulanis fuera puede suponer un duro golpe a la reputación de la compañía en España. En diversos foros y noticias publicadas se acumulan las quejas y comentarios de los usuarios, que anuncian que la credibilidad de Toshiba ha desaparecido. “Es una letra pequeña empleada con mala fe en toda regla. Yo JAMAS compraré Toshiba en mi vida”, dice Ángel comentando la noticia en Europa Press. Para Job, que comenta la noticia en La Vanguardia, “la solución es muy fácil: a partir de ahora nada de Toshiba”. Parece, pues, que queda mucha liga. etiquetas [...]

  8. GDcBhRVRItmkaHPnPu 2320

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa