Consume y Muere

Décimos de lotería de navidad (Arkangel / Flickr)

Décimos de lotería de navidad (Arkangel / Flickr)

 

Faltan tres semanas para el gran día de la lotería en España. El sorteo extraordinario de navidad se celebrará, puntual como pocas cosas en esta España mía, esta España nuestra, el día 22 de diciembre a partir de las nueve de la mañana. Y digo con sorna lo de “esta España nuestra” para hacer un guiño a la canción de Cecilia pero también para presentar a uno de los pocos elementos que unen, sin fisuras, a las diferentes naciones y pueblos que comparten el territorio del Reino de España. El otro es, quizá, la tortilla de patatas. Y no se me ocurre ninguno más, tan complejos y diversos como somos. 

A lo que vamos: faltan veintiún días para que los dos grandes bombos empiecen a girar en Madrid y a arrojar unos cuantos premios de esos que caen “muy repartidos” y sirven, sobre todo, “para tapar agujeros”. Continuando con los lugares comunes, supongo que los niños (y niñas, claro) de San Ildefonso están ensayando la “cantinela” de los números y los premios de a mil euros, que tendrán muchos nervios y que soñarán cada noche con cantar el gordo. Este año, como desde hace varios, el premio mayor será de 300.000 euros a cada décimo de lotería, que cuesta 20 euros en cualquier administración de loterías. En ese caso, el premio es de 15.000 euros por cada euro que juguemos (es decir, 15.000:1). 

La probabilidad de que nos toque el gordo es de una entre 85.000… pero hay muchos otros premios: un segundo (5.000:1), un tercero (2.500:1), dos cuartos (1.000:1) y cuatro quintos premios (250:1), además de las aproximaciones variadas, las 1.774 pedreas de 5:1 y los 8.449 reintegros de 1:1. En total, serán 13.334 números que tendrán uno u otro premio igual o superior a la cantidad jugada. Estos afortunados números, que son más o menos uno de cada seis, se llevarán el 70% de la recaudación del sorteo en el caso de que todos los billetes se vendan y se recauden los 3.315 millones de euros que se ponen a la venta. Para los demás (el 84,3% del total de números), también hay premio: mucha salud y el alivio que suponen los 994,5 millones de euros que el Estado se llevará limpios si vende todos los décimos antes del sorteo. El que no se consuela… ya se sabe. 

Pero no solo de lotería de navidad vive el apostante. En España hay muchos otros sorteos a lo largo del año, cada uno con diferentes posibilidades de acertar. Veamos los más jugosos. Cada semana, la ONCE entrega 9.000.000 de euros al billete cuyo número y serie coincida con los números que salgan de los bombos. No es especialmente fácil: cada serie tiene 100.000 números y existen 150 series, por lo que la probabilidad de acertar es de una entre 15 millones. Eso sí, el premio tiene mucha más enjundia que en la lotería de navidad, con una relación de 3.000.000:1 (¡doscientas veces mayor que el gordo de navidad!). 

Quiniela, café y... ¿vaso de agua? (Daniel Lobo / Flickr)

Quiniela, café y... ¿vaso de agua? (Daniel Lobo / Flickr)

 

Y luego están los sorteos con premios variables. Por ejemplo, la quiniela: cada una de las quince líneas tiene tres combinaciones, por lo que existen unos cinco millones de resultados posibles (en este momento es donde os pido ayuda por si queréis explicarme cómo llegaron en Consumer Eroski a este resultado; ser de letras mixtas, en mi caso, no perdona). En el hipotético caso de acertar, debemos tener en cuenta la recaudación, los botes acumulados de sorteos anteriores y el número de acertantes. En el mejor de los casos, podemos pedir el finiquito en vuestra empresa. En el peor… podéis ir a cenar con la familia y sin pasarse mucho con la carta, como les pasó a los 3.400 acertantes del pleno al quince del 31 de mayo pasado que ganaron ¡275 euros de m… nada! 

He dejado para el final la estrella de la lotería: los Euro Millones. El sorteo semanal de esta lotería europea se sigue especialmente desde los nueve países cuyos organismos de loterías participan. El mayor premio que ha repartido hasta ahora este concurso es de 183 millones de euros que se repartieron en febrero de 2006 los tres acertantes de la combinación de cinco números del 1 al 50 y, además, de las dos estrellas de la suerte que se escogen de entre números del 1 al 9. Si hubiera sido un solo jugador, el ratio de premio habría sido de 91.500.000:1 (noventa y un millones y medio de euros por cada euro jugado). Podéis intentarlo si queréis… pero no pongáis todos los huevos en esta cesta: la probabilidad de que toque es de una entre 76.275.360 o, si lo queréis en un porcentaje, del 0,0000000131%.