Consume y Muere

Las transformaciones que ha experimentado la percepción social de las mujeres en España ha sido uno de los cambios más rápidos e impactantes de nuestra sociedad desde la instauración de la democracia en España según la filósofa y profesora de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Ana de Miguel. Pero frente a una sociedad caracterizada por una fuerte apariencia de modernidad, o más bien de posmodernidad, tal como comenta de Miguel, desde el feminismo es frecuente escuchar el argumento de que en cuanto “rascas un poco” las cosas no han cambiado tanto. Ni en la esfera pública, ni mucho menos, en la esfera privada.

De Miguel, que en sus últimas publicaciones se ha centrado en la búsqueda de las claves para comprender cómo se reproduce la desigualdad sexual en las sociedades formalmente igualitarias como la nuestra, especialmente entre los jóvenes, cree que en la actualidad las normas de la diferencia sexual no se difunden desde la Ley, ni desde el Estado, ni desde la educación formal; “se forjan desde el mundo de la creación, en la música, los videoclips, el cine, las series, la publicidad… se difunden desde los medios de comunicación de masas y generan unas poderosas industrias que ofrecen un consumo diferenciado para chicas y chicos. Para ellas el culto a la imagen, al cotilleo y al amor romántico. Para ellos la triada fútbol-motor-pornografía”.

El pasado 20 de diciembre la discoteca sevillana Gabana anunciaba a través de carteles publicitarios un sorteo de aumento de pechos entre las clientas del local. Una de las responsables del lugar, Marta Cabrera, negaba con sus declaraciones a distintos medios de comunicación horas más tarde, que la iniciativa pudiera provocar cualquier tipo de polémica argumentando que “este es un país libre, en el que cada uno puede hacer lo que quiera”.
La noticia saltó rápidamente a las redes sociales lo que posibilitó una gran movilización que sirvió de presión para que la publicidad fuera retirada, tal como comenta Olga Ortíz, técnica del Observatorio Andaluz de la Publicidad no Sexista, organismo desde donde se presentó una queja de oficio. “Las publicidades que conseguimos que se retiren son siempre las que mayor movilización social arrastran, por eso es tan importante que las personas se impliquen en denunciar este tipo de actuaciones”. Leer más