Consume y Muere

Imagen publicitaria de Invercapital.

“Hemos tenido que vender el piso para poder pagar y encima la cantidad que pedimos se ha triplicado por los intereses de demora”, explica a Periodismo Humano a través de correo electrónico una familia que acudió a Invercapital para reunificar sus deudas ante los problemas económicos por los que atravesaba. “Lo que hicieron en un primer momento fue darnos un crédito de urgencia con la promesa de que lograríamos, gracias a su intermediación,  que un banco convencional nos concediera un préstamo a un buen interés y con un plazo más llevadero para nosotros. Después nos dejaron en la estacada y la bola de nieve de nuestro crédito había crecido tanto que fue inevitable malvender nuestra vivienda para pagar. Sabíamos que los intereses eran altos pero lo que nos encontramos nos parecía increíble”.

Intereses más que  elevados que rozan el concepto de usura, comisiones de dudosa legitimidad en algunos casos, según las organizaciones de afectados, que se cobran masivamente, créditos que se conceden con el aval de una vivienda a familias en una situación financiera crítica a sabiendas de que lo más probable es que no puedan pagar, prestamistas que se dirigen conscientemente a personas sin nómina, incluso morosos ya registrados en las listas de la ASNEF y a los que no se les exige ningún tipo de garantía… Son ejemplos del modus operandi de todas esas compañías de créditos rápidos que proliferan y se han triplicado al calor de la crisis económica y que han hecho del riesgo de impago materia prima de sus negocios.

Desde CEACCU se han analizado algunas de las más conocidas compañías que conceden estos créditos rápidos. El resultado es que, por regla general, la publicidad de estas empresas no deja suficientemente visibles las condiciones económicas de estos créditos, aunque sí se destaca que se puede devolver el préstamo en cómodas cuotas. Hay que prestar especial atención antes de solicitar cualquiera de estos créditos y no dejarse llevar por el impulso que suele generar este tipo de promociones en personas que, en muchos casos, ya se encuentran desesperadas por el callejón económico que padecen. Leer más